PACK I: Malvasia Dulce y Seca

,

33.00 IVA Incluido

Malvasia de Sitges 100%. Viñas del hospital, legado histórico.
2 Botellas de 0.75L.

Malvasia Dulce: Vino de licor. Dulce de largo envejecimiento. Con adición directa al mosto de alcohol vínico.

Malvasia Seca: Fermentación lenta y crianza oxidativa en bota de castaño. El producto final se obtiene mediante la mezcla de diferentes añadas.

Descripción

Malvasia Dulce

Vino de licor. Dulce de largo envejecimiento. Con adición directa al mosto de alcohol vínico.

 

Malvasia Seca

Fermentación lenta y crianza oxidativa en bota de castaño. El producto final se obtiene mediante la mezcla de diferentes añadas.

 

Información adicional

Peso 2.466 kg
Dimensiones 40 x 32 x 26 cm

NOTA DE CATA

Malvasia Dulce

 Vista: Malvasía dulce de color ocre con matices ámbar, muy glicérico en la copa.

 Nariz: Aromas dulces y penetrantes. Con notas de orejones, miel, ciruelas y los clásicos recuerdos de la larga crianza en maderas viejas de castaño.

 Boca: Muy vivo en boca, aquí es donde demuestra su raza. Aparece la fresca acidez varietal del mosto, los recuerdos de uva, el volumen alcohólico y la larga crianza en equilibrio.
Con un final poco empalagoso en equilibrio entre acidez, dulzor y crianza, dando paso a un posgusto muy largo que invita a beber.

 Maridaje: Ideal tanto con postres tradicionales como con quesos azules, frutos secos o postres con miel.

 

Malvasia Seca

 Vista: Vino blanco de interesante color ocre con matices anaranjados, posee una lagrima lenta y densa debido a los 14 grados de alcohol y un aspecto limpio y brillante.

 Nariz: En nariz se presenta elegante y muy complejo, con aromas varietales marcados como los orejones y la piel de naranja, seguido de notas de frutos secos, mineralidad marcada (recuerdos de piedra calcária) y una profundidad cremosa y generosa que recuerda a los “amontillados” de Jerez.

 Boca: Vivo en boca, con la buena acidez varietal marcada que le aporta mucha frescura, con equilibrio entre la crianza y el alcohol. Tiene volumen en boca, notas de confitura de melocotón, frutos secos y un final seco y sabroso que invita a beber.

Debido a su compleja elaboración, va oxigenándose en la copa y pasando por diferentes fases, no es necesario servirlo muy frío (entre 8 y 12 grados).

 Maridaje: Un vino que por sus características es un buen potenciador del umami, ideal con platos sabrosos con setas, pescado azul, queso parmesano, jamón o anchoas.

DESCARGAR FICHAS DE CATA